Problemas musculares de tipo contractural: espasmos, mioclonias, calambres, tics, nerviosismo con alteración muscular, falta de relajación muscular, insomnio motriz.