El término Homeopatía procede del griego homoios similar y pathos enfermedad, es decir, actuar de un modo similar a la propia enfermedad, tratando con medicamentos que desarrollan, en ciertas circunstancias, efectos parecidos a la propia enfermedad. Este concepto es opuesto al de medicina convencional o Alopática, en la que halos significa contrario, lo que da a entender que la terapia utilizada va a actuar sobre la enfermedad por métodos contrarios o de interposición.

Ello no quiere decir, que los dos puntos de vista sean totalmente antagónicos. Y que por ello, busquemos una razón de ser, por un lado, y una descalificación por otro; si no que son dos maneras de interpretar la salud, dando valor a la reacción del individuo, en un caso, y a los síntomas, en el otro.

En un intento de definición, diríamos que la Homeopatía es un método terapéutico que utiliza sustancias medicamentosas a dosis débiles o infinitesimales, buscando una relación de similitud entre la clínica del individuo enfermo y las características del medicamento.

La dosis débil o infinitesimal en Homeopatía tiene en cuenta que, la importancia en la reacción del medicamento viene definida no por la cantidad y acción directa de la misma, sino por la presencia y capacidad de reacción que produce en el individuo enfermo.

La línea de medicamentos homeopáticos “COEL” forma una parte muy importante de los métodos terapéuticos dentro de la medicina biológica. Asi lo confirman un gran número de expertos en la salud. Médicos, farmacéuticos, Nutricionistas etc..