Todos los datos de observación clínica o experimental, de un remedio homeopático, que hacen referencia a los signos y síntomas que produce, se recopilan de manera sistemática en lo que se denomina la Patogenesia, de este modo, podemos acercar de forma precisa el paralelismo de su poder tóxico con los síntomas que refiere el paciente.

El conjunto de patogenesias conocidas constituyen la Materia Médica Homeopática y en ella, se describen de manera detallada los datos observacionales de plantas, minerales y sustancias orgánicas con poder toxicológico y terapéutico.

Hay un grupo de remedios que presentan un cuadro sintomatológico muy extenso y variado, debido a que su capacidad de influencia es amplia, incluso influyen a nivel psicológico o mental. Por lo que su aplicación clínica es muy dilatada. Son los denominados Policrestos.

Los POLICRESTOS *
Aconitum napellus Árnica montana Arsenicum album
Belladona Bryonia alba Calcárea carbónica
Chamomilla vulgaris Graphites Hepar sulfur
Lachesis mutus Lycopodium clavatum Mercurius solubilis
Natrum muriaticum Nux vomica Phosphorus
Psorinum Pulsatilla Rhus toxicodendron
Sepia Silicea  Sulfur
Thuya occidentalis

* NOTA: según las distintas escuelas homeopáticas puede variar el número de policrestos. 

No son policrestos pero, debido a su importancia nombramos los siguientes remedios:

Causticum Carbo vegetabilis China
Dulcamara Hyosciamus Níger Ipeca
Veratrum album

 

Presente y Futuro de la Homeopatía:

Desde un punto de vista histórico la Homeopatía tiene una mayor antigüedad, permanencia y desarrollo que la medicina farmacológica clásica. Aunque esta última haya renunciado al uso de los semejantes, y su punto de actuación sea coercitivo o antagonizador del origen o síntoma de una enfermedad. Existen similitudes entre ambos métodos terapéuticos respecto a algunas de las sustancias utilizadas, por ejemplo:

Las sales de Oro son utilizadas en patología reumática articular avanzada, lo mismo que se pueden utilizar homeopáticamente en las necrosis óseas.

El mercurio y sus sales, con gran poder tóxico, han sido utilizadas como diuréticos mercuriales en el tratamiento de determinados trastornos urinarios, y en Homeopatía pueden ser aplicables en determinadas cistitis.

Árnica es una planta con efecto antiedematoso y antihemorrágico, poco utilizada de modo directo por su poder tóxico, siendo muy eficaz su administración homeopática en traumatismos y dolor.

Carbo vegetabilis se utiliza como neutralizador tóxico intestinal y en Homeopatía por su efecto antiflatulento.

Aunque la Homeopatía y la Alopatía tengan criterios de interpretación diferentes, aplicados conjuntamente pueden reducir las dosis de algunos fármacos y evitar la aparición de efectos secundarios.

Actualmente la Homeopatía está en franca expansión, sobre todo, debido a que el propio paciente sensibilizado y conocedor, quiere tratamientos naturales, exentos de efectos secundarios y con eficacia no solo sintomática momentánea sino curativa. Estas premisas se cumplen en la Homeopatía. Tampoco hay que olvidar que, muchos pacientes no pueden seguir tratamientos clásicos debido a procesos de intolerancia o alergia. En estos casos, el tratamiento homeopático sería el de primera elección. En Pediatría y Ginecología se están obteniendo unos resultados impresionantes, dados por las características de sensibilización de estas dos etapas de la vida. Por otro lado, la propia clase médica, instituciones y universidades se implican en proyectos de investigación, difusión y formación en Homeopatía, siempre y cuando sea practicada por licenciados. También se desarrollan revistas especializadas en el ámbito de la Homeopatía como la British Homeopathical Journal, Omina, Tribuna Homeopática, etc.

La dispensación de productos homeopáticos se lleva a cabo exclusivamente en Oficinas de Farmacia. En muchos países como Francia, Gran Bretaña y Alemania los medicamentos homeopáticos están subvencionados por la Seguridad Social.

En Francia se calcula que un 30% de la población utiliza habitualmente Homeopatía como terapia de elección.

Investigación Científica

Quizás es el punto que menos se conoce pero en el que más se ha avanzado en los últimos tiempos. Su campo de aplicación se basa en dos aspectos diferenciales que vamos a desarrollar: la investigación básica y la clínica.

Investigación básica:

Son estudios que pretenden valorar y demostrar los principios básicos de la Homeopatía, sobre todo el mecanismo de acción de la Ley de la similitud. En su momento, la teoría de Hahnemann fue de una visión futurista, y en la actualidad debemos demostrar científicamente su descubrimiento desde un esquema básico de investigación. He aquí una relación de trabajos realizados.

* Desde 1954 (Daudel y Rubiller), se está estudiando, mediante técnicas de radioisótopos, la presencia de moléculas activas en los preparados homeopáticos de alta dilución.

* La Dinamización o agitación del producto después del proceso de dilución, tiene un sentido (Suslik-1998), pues produce fenómenos de microcavitación que libera grandes cantidades de energía al impulsionar y produce especies químicas reactivas, diferentes a las de partida, modificando las interacciones moleculares incluso en diluciones superiores a 10-18 .

* Las diluciones homeopáticas, aunque muy diluidas y sin presencia química de la sustancia inicial de partida, poseen una estructura diferente que la del disolvente de soporte (Heintz-1971) y ello, está estrechamente relacionado con su actividad biológica denominada especificidad de acción.

* Se ha podido reproducir en el laboratorio el esquema básico de reacción celular frente a estímulos externos perturbadores y sus parámetros de interpretación (grado de supervivencia y formación de proteínas de acción defensiva), evaluando biológica y bioquímicamente el estrés celular producido por una sustancia tóxica y la capacidad de recuperación de la misma mediante la aplicación posterior de diferentes estímulos.

La observación demuestra de modo rotundo, que la célula dañada se recupera mejor y más rápidamente, tras una segunda aplicación de un estrés físico o químico a dosis muy pequeñas u homeopáticas y que, dependiendo de la frecuencia, dilución o naturaleza del agente homeopático aplicado, se obtienen diferentes tipos de respuesta en cuanto a eficacia terapéutica. (Universidad de Utrech).

* Los diferentes preparados homeopáticos en altas diluciones, ofrecen un diferente comportamiento cuando son sometidos a la acción del rayo láser de luz monocromática (Luu-Dang-Vinh-1974). Estos cambios de tipo físico, se deben al proceso de Dinamización o agitación sucesiva, pudiendo ser valorado por espectrometría del campo electromagnético liberado (R.N.M.).

De este estudio se derivan cuatro premisas importantes que marcarán la evolución médica:

- Todo ser vivo tras manifestársele una agresión externa tóxica, infecciosa o degenerativa reacciona poniendo en marcha mecanismos de autorecuperación, aumentando su sensibilidad celular.

- La aplicación de estímulos pequeños y debidamente preparados a nivel homeopático, aumentan la capacidad innata de recuperación celular.

- Las sustancias aplicadas como estimulantes de recuperación celular, deben de cumplir el Principio básico de la Similitud, en cuanto al tipo y grado de lesión previa, no en cuanto a la naturaleza del agente lesional. Por ejemplo, para mejorar una neumonía, podríamos aplicar Phosphorus, aunque éste no haya sido la causa de la enfermedad, pero su aplicación se basa en la equivalencia o similitud lesional.

- Para mantener la recuperación celular hasta el final debemos de prolongar la señal de estímulo homeopático el tiempo necesario, según sea una patología aguda o crónica.

- Cualquier sustancia externa que intente ayudar a fomentar la recuperación orgánica debe de ir en la misma dirección que los propios mecanismos biológicos del enfermo.

- Los mecanismos de recuperación siguen un orden inverso al desequilibrio producido por la enfermedad, de tal modo que, durante la fase de regresión curativa pueden aparecer síntomas anteriores.

 Investigación clínica:

Son estudios encaminados por un lado a confirmar las patogenesias de cada uno de los remedios homeopáticos en sujetos sanos y por otro a demostrar la actividad clínica del medicamento homeopático en los pacientes.

En Alergología se ha demostrado que con el tratamiento de cepas homeopáticas alergénicas, podemos inhibir el proceso de liberación de mediadores de la alergia, causantes de los síntomas de alergias respiratorias o cutáneas, y ello traducirse en una acción preventiva en las épocas de mayor exposición (utilización de Pollens) o, en una mejora sintomática del paciente en fase aguda que anulaba el consumo de antihistamínicos clásicos, (Estudio comparativo versus placebo y antihistamínicos clásicos sobre la desgranulación de basófilos tratados con Apis mellifica o Histaminum).

La administración de Silicea provoca una mejora de las defensas inmunitarias por estimulación directa de los macrófagos, célula clave en la función defensiva celular.

La aplicación de Apis mellifica mejora significativamente las lesiones inflamatorias y alergénicas provocadas por la estimulación ultravioleta de los rayos solares (dermatitis solar).

Rhus toxicodendron tiene un efecto paliativo evidente en pacientes afectos de fibromialgia, enfermedad caracterizada por dolor y rigidez muscular de tipo progresivo. (Estudio clínico publicado en la revista médica “British Medical Journal”, año 1989 -299, pp365-6) y (Estudio clínico publicado en “Lancet”, 15 de enero 1983, pp97-98).

En animales de experimentación que habían sido intoxicados con Anhídrido arsenioso parenteral, la aplicación de su homónimo homeopático, Arsenicum album, aumenta la eliminación renal del tóxico inicial. Estos estudios de eliminación tóxica han sido llevados con éxito en otras sustancias, como el Cadmio.

La aceleración del transito intestinal producida por un agente irritativo como la neostignina, puede ser inhibida con la administración de Cuprum metallicum.

Actualmente, se están llevando estudios clínicos multicéntricos, en los que se intenta valorar la eficacia del tratamiento homeopático en grandes grupos de población, expuestos a un tipo de patología y viendo el resultado comparativo con la medicina convencional. (Proyecto IIPCOS-II de valoración sobre la eficacia de la Homeopatía en patología respiratoria superior – Centro de investigación del grupo Homint-Alemania).

Nuevos Campos de Investigación:

Apuntan hacia el descubrimiento de nuevos efectos terapéuticos de sustancias farmacológicas conocidas, pero a veces, limitadas por sus efectos secundarios, tal es el caso de la Aspirina en la reducción del tiempo de hemorragia. Los citostáticos (Adriamicina, TNF, Cis-platinum…) utilizados comúnmente en el tratamiento del cáncer, se demuestra que el uso de concentraciones bajas anula los factores de toxicidad y mejora su complementación en la lucha sobre el crecimiento tumoral pero, por vías metabólicas diferentes de las conocidas en dosis ponderal.

En la actualidad, se esta llevando a cabo el desarrollo de cepas homeopáticas con sustancias que intervienen en la respuesta inmunitaria, denominados inmunomoduladores (interleukinas, interferón, ARN específico, TNF, Ac-AntiIg), demostrando que estas sustancias debidamente elaboradas, según criterios homeopáticos, ayudan a regular la propia respuesta inmunitaria frente a la lucha de enfermedades de disinmunidad (infecciones crónicas, oncología, enfermedades autoinmunes…)